SEXY ROMEO: alta seduccion


Si preguntáis a cualquier chica de Ciudad Melancolía, quién es el mancebo que les tiene el corazón dopadito de amor, la respuesta es unánime: El sexy Romeo.

Romeo es feo lo mires por donde lo mires. Resulta bajito y contrahecho, como dibujado por un ciego. Bizco y cejijunto, apesta como un pescado olvidado en un cajón. En definitiva, más que un niño, un mamífero de la prehisteria.

Peeeeeero a pesar de todo ello, a Romeo no hay gachí que le resista más de un "round" en el combate del amor. No le hace falta ni abrir la boca ( aspecto que ellas agradecen ). Y es que Romeo, posee UN SECRETO. Somos pocos los que lo conocemos y creo que ha llegado el momento de descubrirlo al cada día más amplio público de mi blog...

UN MOMENTO! Se me ocurre que os voy a poner a prueba. Aún a riesgo de que parezca que no tengo un final para esta historia ( si lo habéis pensado que sepáis que estoy brutalmente ofendido, pues la tengo), os propongo que ME OFREZCÁIS VUESTRA HIPÓTESIS sobre LA VERDAD DE SU SECRETO (en el apartado de comentarios, clarostá).

Espero que estrujéis vuestras mentes y que tengáis en cuenta el tipo de personajes que habitan Ciudad Melancolía para dar una respuesta.

P.D: no no tiene nada que ver con sus sus atributos, que se os ve venir.

9 comentarios:

mapi dijo...

su secreto es, pues eso, un secreto; ¿no es eso lo que a toda mujer fastina, el no conocer todo del otro? así pues, sería mejor que nunca se descubriera...o finito! de esa pasión por él.....
eres la caña!!!!!

El tontico de test... dijo...

Pues espero equivocarme pero probablemente el secreto de Sexy Romeo sea descender de los Melancolía, familia adinerada a cuyo nombre rinde homenaje la ciudad. Como buen Melancolía, Sexy Romeo es envidiado por todos pero extrañamente deseado por todas que consideran una combinación perfecta el Alfa Romeo descapotable y el Sexy Romeo indescapitalizable...

Angel dijo...

Ke equivocados estais compañeros, no es nada de eso, su secreto es que su padre, ALFA, posee el mejor vehículo de toda ciudad melancolía, uno rojo y alegre como él. En una ciudad tan gris y triste una persona chisposa y avispada como él, con un spider rojo... se las lleva de calle tios!

En definitiva entre un coche alegre y la alegria de tener un buen coche ROMEO destaca entre todos los demás...

Pablo dijo...

Pues mira que no será que toditas están locas por esa perfecta riestra de dientes que luce nuestro amigo Romeo.

Visto el resto de habitantes de menlancolía y la falta general de piños en la comunidad, su dentadura lo hace único.

jorge dijo...

Esta claro que el señor Romeo tras su tosco aspecto lo que oculta es un corazon de oro, pero de oro literalmente. Y todas estan esperando a que le de un jamacuco y se quede tieso para proceder a la extraccion de tan valioso organo y su posterior conversion en lingotes, en pulseras o collares.
Asi que el señor Romeo es simplemente una buenisima inversion.
Ademas, seguro que tiene una tarjeta de presentación de esas que te dejan patidifuso.

Bakaburra dijo...

jejejeje...veo que estáis inspirados queridos lectores. Me encanta que contribuyáis a forjar la leyenda de C.M. y sus habitantes. En pocos días desvelaré el misterioso secreto que guarda Romeo...permaneced atentos!

Anónimo dijo...

Lamentablemente aún no conocemos a todos los habitantes de CM pero si hago memoria (más que memoria lo único que hago es mover la barra espaciadora) tenemos a:

Rogelio Cabezón-murio de un escupitajo
Arcadio Lumbreras-un amargado
Ignacio Carapan-se lo comieron
Leonardo Amedias-está volando
Leopoldo Sinsustancia-quien es ese?

Repasando la lista creo que su SECRETO es la falta de competencia.

Me gusta su trabajo.

Anónimo dijo...

habla en prosa y eso mola un montón

(aunque si habla, la gente le escucha y deja de ser un secreto...pero seguiria molando un montón)

Gines dijo...

MI HIPOTESIS ES QUE LAS CHICAS DE C.M. NACEN CON UN TRANSTORNO CONGENITO EN VISTA Y OLFATO QUE LAS HACE SUCUMBIR ANTE SEMEJANTE ADEFESIO. ¡FEOS DEL MUNDO, ES NUESTRA OPORTUNIDAD PARA FLETAR UN AVIÓN E IR A UN GUATEQUE A CIUDAD MELANCOLÍA!