LUCÍA BOTIJO: una niña siempre fresca


Lucía era la niña más apreciada en C.M....sobre todo en verano. A nadie le negaba un vasito de su agua fresca y rica en minerales.
Durante un verano Ciudad Melancolía padeció una terrible sequía y se produjeron cortes de agua hasta que ya no quedó ni una gota. Las colas delante de casa de Lucía se hiceron interminables. Tanto la exprimió la gente que su otrora simpatía tornose mala uva y empezó a dar agua como de mala gana. Cada vez la daba menos fresca y pasado un tiempo se secó.
Se quedó árida totalmente.
Reseca.
Arenosa.
Como la leche en polvo.
Se llegó a agrietar y nunca más volvió a dar agua.
En cuanto la gente no pudo obtener más agua de ella se dirigió a casa de Manuela y Lirón Porrón. Acababa de nacer Eulogio Porrón, que no daba agua pero sí un vino joven fresquísimo.
Eulogio Porrón era el niño más apreciado en C.M...sobre todo en verano. A ndadie le...

4 comentarios:

jorge guay dijo...

Eulogio Porron y Arcadio Lumbreras,
se montaron un feston a base de sangria. Fue la primera vez que se le pudo ver sonreir a Arcadio en mucho tiempo.

Angel dijo...

Joder Isaac, que me dao pena que se secase la niña, y anda que fomentando los buenos usos, cambio agua por vino y borrachera... ke sera lo proximo Mr. KoK a Ina como personaje. Un cuidao por los niños ostiiiaaaaaa... y te lo dice un tio sano donde los haya, FOMENTA EL DEPORTE OSSSTIAAA!!!!

jorge guay dijo...

Esta viñeta se podria titular:

'Sí,
sufro perdidas de orina.
¿Y QUÉ?'

Anónimo dijo...

isaac, molt guai!!!!!
i per on li sortia l'aigua??
es que hay que ver lo que pensamos, tío!!!!!
Carla botijo carangonga